Al comienzo de cada año solemos plantearnos metas, entre las más comunes está: viajar, estudiar en el extranjero, comprar el carro o la casa de nuestros sueños, o simplemente tener un fondo para atender los imprevistos.

Es por eso que nos proponemos unas metas de ahorros con el fin de alcanzar nuestros objetivos, sin embargo, la falta de organización en el manejo del dinero hace que nuestro propósito de ahorro se convierta en una verdadera “misión imposible”.

Esto se debe en gran parte, porque nos acostumbramos a trabajar para pagar el arriendo, la alimentación, los servicios públicos, deudas y, por último, “si queda algo” para ahorrar.

Los individuos somos seres de costumbres y nos resistimos a los cambios, nos acostumbramos a repetir este modelo que ha ido pasando de generación en generación sin ningún tipo de cuestionamiento.

Pero nosotros queremos que des el primer paso al cambio y salgas de tu zona de confort y no sigas repitiendo estos mismos patrones y dejemos de decir “El dinero no me alcanza “, “Será el siguiente año” o “No hay plata”.

Nos la pasamos quejándonos y buscando culpables en todas partes (los bancos, el estado, el capitalismo) sin aceptar que los culpables eres tú, soy yo, somos todos. Ya que ha sido nuestra elección, porque nos aterra correr riesgos o hacer las cosas de forma diferente.

“Nacer pobre no es tu culpa, morir pobre sí lo es” Bill Gates

En Pincelando Historias aspiramos a hacer las cosas de forma diferente, es por eso que queremos retarlos a que se unan al cambio.

Cuando decimos al cambio, nos referimos a que ya no ahorrarán lo que queda después de gastar, sino que seremos la siguiente generación que ahorrarán primero y gastarán después, la que decidirá de ahora en adelante el destino de su dinero, no las deudas o las responsabilidades como lo han venido haciendo nuestros abuelos, padres y nosotros mismos hasta el día de hoy.

Seremos la nueva generación que le apostó a cumplir sus sueños, a forjar un mejor futuro y le dijo adiós a los préstamos o deudas.

Entonces, ¿Cómo vas con las metas que te pusiste para este 2019? ¿Si has cumplido con el plan de metas en estos primeros meses?

Si eres uno de los que ha visto tambaleando tu objetivo de año y crees que no podrás cumplirlo, en este post te contaremos como lograrlo.

1. Decidir para que se desea ahorrar.

Es indispensable tener claro para qué vamos ahorrar, ya sea para comprar algo o acceder a algún tipo de experiencia.

A la hora de definir una meta u objetivo este debe ser específico, alcanzable, medible, significativo y que tenga un plazo de cumplimiento , una vez que tengamos claro estos aspectos, es ahí, cuando te comprometes a diseñar un plan de ahorro.

Este plan debera incluir un cronograma, donde se especificará la cantidad de dinero que se destinará a ese propósito particular. Para alcanzar una meta de ahorro es indispensable que esa motivación sea más grande que nuestras excusas.

2. Conoce tu situación financiera.

Una vez que tengas claro para que vas a ahorrar, deberás empezar por analizar el estado de tu economía individual o familiar, donde evaluarás el nivel de ingresos y endeudamiento, al realizar un diagnóstico de las finanzas podrás tener las herramientas necesarias para tomar las medidas más convenientes que te ayudarán a reducir esos gastos innecesarios que está haciendo un gran hueco en el presupuesto.

La clave de un buen plan de ahorro radica en la elaboración de un presupuesto, no olvides que si deseas lograr cambiar tus hábitos debes empezar a tener control de tu dinero.

También, es esencial empezar a diferenciar las compras que realizas por necesidad o por deseo, por eso te recomendamos que antes de hacer una compra de suma importancia al menos te respondas estas dos preguntas ¿Realmente lo necesitas? ¿Lo vas a pagar de contado o necesitas endeudarte?

En ningún momento estamos diciendo que debes restringirte de todo, solo es abstenerse de hacer compras irracionales que puedan afectar el cumplimiento de tu propósito.

Nuestra intención es que encuentres tu propio equilibrio donde siempre prime tu bienestar mental y económico. Una vez hecho este primer análisis, ahora podrás definir las metas de ahorro y el tiempo que necesita para lograr tu objetivo, de ti depende y del compromiso que tengas para llevarlo a cabo.

Para ello, toma una hoja de papel y plasma ese sueño u objetivo que tienes para este 2019 en un lugar visible donde siempre te lo recuerde, además tu pareja deberá convertirse en tu mejor aliado.

3. Establece un presupuesto mensual.

En esta parte ya debes tener un conocimiento de los ingresos y gastos que cuentas hasta el momento, también habrás identificados esos gastos que eliminarás o sustituirás, y aumentar la cantidad de dinero que destinará para tu meta.

La clave consiste en cambiar los hábitos, empieza a comer menos en la calle, a utilizar más los medios de transportes públicos de la ciudad (metro, tranvía, bus o bicicleta) o aprovechar los freetours, sácale provecho a estas nuevas plataformas que ofrecen este tipo de servicio y lo mejor de todo gratis, donde podrás vivir nuevas experiencias, además te ayudará ahorrar y lograr más fácilmente tu meta.

4. El plan de ahorro nuestra prioridad.

Como bien se menciona en el sub-título, el plan de ahorro debe ser tu prioridad, para llevar a cabo este cambio debes empezar a incluirlo en tu presupuesto y convertirlo en un gasto mensual de ineludible cumplimiento.

Cuando cambiamos nuestros hábitos y los transformamos de forma positiva, el simple hecho de empezar así sea a ahorrar una pequeña cantidad de dinero, estamos generando un habito que te permitirá en algún momento lograr las metas que te propongas.

Acá no buscamos que las personas guarden cada centavo o se priven de las cosas que quieren o les gusta, solo queremos que aprendan a manejar bien el dinero y tomen las mejores decisiones para que posteriormente puedan cumplir con los objetivos que te planteaste desde un principio.

Independientemente de los ingresos que se gane, debemos empezar a trabajar por llegar algún día a apartar primero el dinero que se va a ahorrar y lo que queda para pagar los gastos adquiridos, el primer paso es convencerte de que se puede, nuestra única limitante es la mente.

5. Compromiso y satisfacción.

Este punto es muy importante, es el compromiso que haces contigo mismo o con tu pareja, donde se comprometen a trabajar para materializar sus sueños y empoderarse de sus vidas financieras.

Por lo tanto, el plan de ahorro que diseñaron, será su nueva guía, a la cual le harán un seguimiento diario, semanal o mensual, eso ya es criterio de cada pareja o persona.

Acá lo verdaderamente indispensable es cumplirlo y superar los limitantes que nos ponga la mente o la sociedad, dejemos las excusas a un lado y marquemos el comienzo de una nueva vida con mejores hábitos financieros.

Al final de todo esto, te quedará la satisfacción de un sueño cumplido y lo mejor de todo la seguridad de seguir explorando y retándote a nuevas metas que sabrás que cumplirás, porque cuando nos atrevemos y superamos el umbral el camino será más fácil.

Parejas, nuestra recomendación para poner en práctica y lograr nuestro objetivo, es empezar a cambiar pequeños hábitos que tengas en tu hogar.

Por ejemplo, puedes empezar a tomar nuevas rutas para ir al trabajo, darles un uso diferente a los objetos de la casa, probar una nueva comida o inclusive peinarse distinto, réten el statu quo.

Una vez que dejemos de ver normal lo que siempre hacemos será más fácil afrontar nuevos desafíos, porque una persona inquisitiva no tendrá límites de pensamiento.

Si aún no tienes establecido ese presupuesto que te ayudará con estas tareas y con muchas más del diario vivir de tus finanzas, estamos para ayudarte. Clic aquí para saber más.

Ahora cuéntanos más abajo, en los comentarios que te ha parecido este artículo, ¿te gusto?, ¿te genero valor?

Nos gustaría mucho leerte y te responderemos.

Perla y Carlos

Artículos Relacionados